Fenavi

#Análisis El fenómeno del «compre ahora y pague después» con Cashea impulsa al comercio

En un país ayuno de financiamiento al consumo, más de 1.000.000 de venezolanos ha encontrado en Cashea una opción para comprar más.

Cashea es una aplicación creada en Buenos Aires, en Argentina, por Nicolás Curat, especialista en inteligencia artificial; Ramón Lange, experto en costumer experience, y Pedro Vallenilla, emprendedor tecnológico. Esta App utiliza el modelo de negocio “compra ahora, paga después”, y está disponible para los venezolanos, por Google Play, desde el 3 de octubre de 2022.

A pesar de tener un año y dos meses disponibles para los venezolanos, en los últimos tres meses se ha hecho tendencia.

La realidad país, junto con la merma del poder adquisitivo, ha generado baja afluencia de compradores y clientes en comercios y empresas; sin embargo, esta aplicación permite que los venezolanos puedan realizar compras y acceder a algunos servicios.

Un ejemplo de esto fueron las muchas personas que aprovecharon el Black Friday para financiar sus compras con Cashea.

En este punto, es importante mencionar que los comercios que implementan esta App es debido a un acuerdo “privado” entre ellos y la empresa que creó la aplicación, donde esta cobra un porcentaje del valor de la transacción al comercio, como señala Pedro Vallenilla en su cuenta de Twitter @pjvallenilla.

El impacto de Cashea en Venezuela ha sido significativo, tanto así que más de 1.000.000 de personas usa la aplicación, es decir, es muy descargada.

Aunado a esto, permite impulsar las ventas en los comercios afiliados, ya que el cliente que no puede comprar a contado, tiene la facilidad de adquirir las cosas y pagarlas en tres cómodas cuotas, sin intereses.

El modelo Cashea

En este sentido, el monto que aprueba la App, que puede ser entre 70 y 600 dólares, es el monto que la persona puede cubrir en las tres cuotas después de pagar la inicial.

Por ejemplo, si la persona realiza una compra de varias cosas, dando un total de 600 dólares, cancela los 300 dólares de inicial y los otros 300 en tres cuotas de 100 dólares  con 14 días o dos semanas de diferencia.

Cashea premia el pago puntual con aumentos del límite de crédito de la App o cupones para ofertas de consumo entre las marcas aliadas.

Actualmente, hay muchos afiliados comerciales, más de 450 tiendas físicas.

Para nombrar algunas, tiendas de productos tecnológicos (SoyTechno), de ropa (Balú, Gina, Levis), hasta para una variedad de servicios, como asistencia vial, atención médica, ópticas, odontología, autos y mantenimiento, entre otros.

La moneda que maneja Cashea es Dólares, pero el método de pago se hace con dólares en efectivo o en bolívares, con pago móvil, transferencia bancaria o depósitos en efectivo, a precio del dólar oficial (que lo reporta la misma aplicación) y se registra el capture de la compra en la App.

Gestión de riesgo

Pero, ¿Qué ocurre con el impago, morosidad y fraude por parte del cliente? Un tema importante para el empresario y emprendedor venezolano es la gestión del riesgo crediticio, índice de morosidad y estrategia de cobranza.

En este contexto, los pagos van dirigidos, directamente, al comercio si se realizan dentro del periodo indicado (la misma aplicación indica las fechas de pago, notificando una semana antes), pero si se incumple con el plan de pagos va a Cashea y se le congela la cuenta, solicitando a cambio un recargo por reactivación o multa, cuyo precio se fija en 4 dólares por cada cuota atrasada.

Si se realiza el pago de la multa nuevamente se disfruta del uso de la aplicación, en caso contrario, si el retraso es mayor a 14 días, la cuenta es sometida a evaluación.

Según Bloomberg, la tasa de incumplimiento ha caído del 3% al 1.8%, desde el lanzamiento de la aplicación en octubre de 2022.

Más aún, el mismo Pedro Vallenilla acotó que el venezolano es responsable con los pagos.

La morosidad en Cashea es mínima. Casi el 98.2% paga sus cuotas y las pagan a tiempo, lo que demuestra que el modelo funciona y crea confianza en los comercios.

Por otro lado, Vallenilla en una entrevista exclusiva con Banca y Negocios señala que “Ofrecemos un modelo de cero riesgos a los comercios; al procesar y validar a los usuarios, garantizamos al comercio que, ante cualquier potencial impago, retraso o fraude, Cashea se hace responsable y cancela al comercio el dinero”.

Aunque en la actualidad hay algunos puntos negativos, entre ellos que tarda 90 días para que aprueben la solicitud debido al congestionamiento de la plataforma, las compras no se pueden hacer online y no acepta métodos de pago como Zelle, PayPal o Binance, Cashea es una de las opciones más utilizadas para financiar el consumo de los clientes y de incrementar las ventas, con cero riesgos, por parte de las empresas.

En otras palabras, beneficia a la empresa y comercio venezolano en un entorno de realidad país.

La autora es Doctora en Ciencias, mención Matemáticas de la UCV

Lea más contenido interesante y actual: 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *