Fenavi

El futuro laboral: 5 trabajos en peligro por la revolución de la inteligencia artificial

Esta inquietud ha llevado a muchos a reconsiderar sus opciones profesionales, buscando campos menos propensos a la automatización, ya que temen ser sustituidos por máquinas en un futuro próximo.

La irrupción de la inteligencia artificial ha desencadenado una incertidumbre sin precedentes en el ámbito laboral, planteando desafíos inéditos y cambiando por completo el panorama de los trabajos tal y como lo conocemos.

Mientras la tecnología avanza a pasos agigantados, ciertos trabajos que alguna vez fueron pilares fundamentales de la economía podrían pronto estar en peligro por la Inteligencia Artificial.

Esta inquietud ha llevado a muchos a reconsiderar sus opciones profesionales, buscando campos menos propensos a la automatización, ya que temen ser sustituidos por máquinas en un futuro próximo.

No en vano, hace poco vimos cómo la reciente versión del robot humanoide de Tesla, llamado «Optimus», doblaba una camisa, lo que deja claro que ese futuro está a la vuelta de la esquina.

 

De hecho, el Fondo Monetario Internacional lo ha dejado claro también: en un reciente informe dijo que alrededor del 40% de los puestos de trabajo de todo el mundo podrían verse afectados por el auge de la IA.

Por ello, a continuación vamos a explorar cinco trabajos que se enfrentan a una amenaza inminente de aquí a 5 años debido a la imparable expansión de la inteligencia artificial:

Viajando hacia el futuro del trabajo

Trabajos rutinarios de manufactura: Las tareas repetitivas y rutinarias en la línea de producción podrían automatizarse, reduciendo la necesidad de mano de obra humana en estas áreas.

Operadores de telemarketing y atención básica del cliente: Con la inteligencia artificial, como los chatbots y los sistemas automatizados, está avanzando la capacidad de manejar interacciones simples, lo que podría afectar a los trabajos que involucran atención al cliente básica y llamadas telefónicas de rutina.

Entrada y procesamiento de datos: Las funciones que incluyen la entrada y el procesamiento de datos, especialmente aquellos que son repetitivos y no requieren juicio humano, son propensos a la automatización por parte de la inteligencia artificial.

Conductores de transporte: Es posible que la introducción de vehículos autónomos afecte a los trabajos relacionados con la conducción, como conductores de camiones y repartidores.

Algunas tareas financieras y contables: Las tareas financieras y contables que implican cálculos rutinarios y procesamiento de datos podrían ser asumidas por algoritmos y sistemas de inteligencia artificial.

Cabe resaltar que, si bien la inteligencia artificial puede automatizar determinadas tareas, también abrirá un abanico de nuevas oportunidades en campos emergentes relacionados con su desarrollo, aplicación y supervisión.

En este sentido, el magnate Bill Gates la compara con la revolución agrícola del siglo XX, cuando se crearon un sinfín de nuevas categorías laborales.

Lea más contenido interesante y de actualidad:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *