Fenavi

#Exclusivo La informalidad se adueña de la economía y derrumba la tributación fiscal en Anzoátegui

La Cámara de Comercio del estado Anzoátegui advirtió que cada vez son menos los contribuyentes formales y que desde el gremio buscan alianzas para la obtención de créditos para la inversión.

Mantener la actividad comercial como punto fuerte del crecimiento y desarrollo en el estado Anzoátegui, el segundo estado en producción petrolera del país y con una economía que, además de la producción agraria de maní, verduras, maíz y algodón, tiene un componente de ganadería, ha sido una tarea difícil, sobre todo por la informalidad creciente.

Y es que según Wael Raad, presidente de la Cámara de Comercio de la entidad, en los últimos meses ha ido en incremento la cantidad de comerciantes informales que transan sus productos a través de redes sociales o en establecimientos no registrados ante organismos gubernamentales, ni agremiados a la institución privada.

El dirigente gremial apuntó que ha florecido el comercio informal como una alternativa para obtener recursos ante las dificultades económicas actuales, los bajos ingresos y la facilidad que implica comercializar a través de las redes sociales.

Y así como ha ganado terreno la informalidad, ha ido en baja la cantidad de empresarios formales. Como un indicador de esto, el dirigente empresarial detalla que la cantidad de agremiados en la Cámara de Comercio de la entidad ha disminuido hasta en 36% en los últimos cuatro años.

Es decir, de 750 inscritos en el año 2020, pasaron a ser 250 en 2024.

Otro de los signos, agregó el vocero, es la merma en la cantidad de contribuyentes formales en «Simón Bolívar», uno de los municipios más grandes y de mayor actividad comercial en la entidad, donde está asentada la ciudad de Barcelona: “actualmente no son más de dos mil contribuyentes ahí”.

#Exclusivo La informalidad se adueña de la economía y derrumba la tributación fiscal en Anzoátegui

Más dificultades, mayor informalidad

Wael Raad indicó que, en la actualidad, muchas personas en la entidad con un pequeño capital invierten en productos que comercializan de manera informal como un mecanismo para obtener ingresos y que, además, tienen complicaciones para pasar a ser formales.

Estas complicaciones son, principalmente, de tipo económica, ya que apunta a que los costos son altos para poder hacer los registros correspondientes ante las instituciones gubernamentales y ejecutar trámites hasta para la obtención de una patente. “Una máquina fiscal cuesta unos mil dólares”, precisó.

Añadió que en la entidad hay comerciantes que, o cesaron actividades o pasaron a la informalidad debido a las dificultades para mantener costos operativos, estar al día con las tasas impositivas municipales y lidiar con la deficiencia en servicios públicos.

El gremialista afirmó que una de las labores de la Cámara de Comercio es incentivar la formalización para mejorar, a través de la recaudación de impuestos, las condiciones de la ciudad y de la entidad en general.

“Y que, por supuesto, el gobernante que esté allí, tanto municipal como estatal, tenga la obligación y la responsabilidad de retribuir esto proporcionando seguridad ciudadana, obras de iluminación, eficiencia en servicios públicos, recolección de basura y todas las cosas que necesitamos”, manifestó.

#Exclusivo La informalidad se adueña de la economía y derrumba la tributación fiscal en Anzoátegui

Créditos para inversión

 Las ventas del último trimestre de 2023, detalló Wael Raad, permitieron que los comerciantes “no cerraran el año en números rojos” y, aunque los cuatro primeros meses de 2024 no ha habido gran movimiento comercial, “el sector se mantiene esperanzado” y con expectativas de cómo puedan evolucionar en los próximos meses.

No obstante, el dirigente gremial subrayó que las dificultades para hacer inversiones que estimulen el crecimiento del sector comercial en Anzoátegui es una de las grandes limitantes, sobre todo por las pocas oportunidades para acceder a financiamientos a través de la banca o de entes gubernamentales.

Ante esto, los comerciantes que se mantiene en pie hacen uso de sus bienes para inyectar recursos a sus negocios. “Muchos venden sus carros para comprar más mercancía o ayudar a reponer inventarios”, reveló.

“Nosotros hacemos un llamado para que, precisamente, los gobernantes municipales puedan incentivar y desde algún punto de vista, negociar con comerciantes y estos puedan hacer inversiones. Pensar en hacer un tipo de exoneraciones de impuestos. Todo con el fin de que haya más comercio, que pueda invertir en los municipios”, resaltó.

Otro punto vital, expresó Raad, es que se potencie una infraestructura turística que atraiga visitantes extranjeros y comparó la situación de Anzoátegui con el estado Nueva Esparta, en donde se promueve el turismo internacional con visitantes provenientes de Rusia y Polonia.

“En Puerto la Cruz, ¿por qué no se termina de hacer, por ejemplo, un muelle de cruceros, aprovechando las bondades y la belleza del mar y las costas? Esto puede ser importantísimo. Todas estas islas del Caribe tienen muelles de cruceros donde llegan esos cruceros grandes donde viajan usuarios que compran, hacen sus gastos, dinamizar la hotelería, comen en los diferentes restaurantes, etcétera. Eso lo tenemos que atraer. Y no nada más, hoy en día estamos solo atrayendo el turismo nacional”, enfatizó.

Lea más contenido interesante y actual:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *