Fenavi

Parque industrial en Aragua está al 40% de su capacidad productiva

La Cámara de Industriales del estado Aragua (CIEA) indica que las empresas activas tienen expectativas de crecimiento si se logran concretar medidas en cuanto a financiamiento y funcionamiento de servicios públicos, sobre todo en el área energética

El parque industrial del estado Aragua ha sido, tradicionalmente, uno de los más importantes del país en cuanto a producción y generación de empleos en el sector privado.

Desde esta entidad, que representa el 0,76% del territorio nacional, además de ensambladoras de automóviles, se surtía el mercado nacional a través de empresas de autopartes, textilerías, metalmecánicas, productos químicos, agroindustrias y procesadoras de alimentos.

En la actualidad, aunque los gremios del sector industrial indican que no hay un censo que determine cuántas industrias, entre grandes, pequeñas y medianas, funcionan con certeza en la entidad, desde la Cámara de Industriales del estado Aragua (CIEA) indican que aproximadamente funciona el 20% del parque industrial regional.

Los gremios empresariales son optimistas e indican que hay expectativas de crecimiento económico y que el 2024 –que habría iniciado con buen pie en relación a años anteriores- podría ser un periodo positivo en cuanto a producción, siempre y cuando se solventen situaciones estructurales relacionadas con financiamiento y mejoras de servicios públicos, sobre todo del suministro energético.

Agroindustria: La apuesta principal

Héctor Gómez Camperos, presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) en Aragua, considera que la agroindustria es el bastión principal de crecimiento económico en la entidad.

Indicó que aún están activas empresas emblemáticas grandes en el área de alimentos, así como grandes silos, parte del sector cárnico y pesquero. “Se procesan diversidad de alimentos. Y de alguna manera,  con eso contribuimos a la alimentación del país, por nuestra ubicación, por nuestro buen clima y nuestra infraestructura industrial”, añade.

Explica que la agroindustria tiene una gran capacidad y que se trata de empresas que están dispuesta a buscar financiamiento. “Y este es precisamente uno de los grandes problemas que tiene la industria en este momento: la poca posibilidad para obtenerlo”,  detallando que las necesidades principales son de actualizaciones de equipos, tecnología e inversiones en plantas.

“Habrá que financiar más pronto que tarde al empresario, porque necesita actualizarse, necesita ser competitivo, estar en sincronía con el mercado”, indica.

En ese sentido, Freddy Lujano, presidente de la Cámara de Industriales (CIEA) apunta a que el crecimiento económico de la región se proyecta hasta en 5%, que aunque pudiera ser considerado bajo, “es un crecimiento que en todo caso es positivo para el sector”.

No obstante, apunta que este crecimiento depende de varias medidas que se tomen en la economía en general y para la industria en particular en el estado de Aragua.

“Algunas de estas medidas están vinculadas con la liberación de un porcentaje mayor del encaje bancario, para que se abra el financiamiento, no solo para los proyectos del sector industrial, sino también para el consumo, de manera que se eleve la capacidad de compra de los consumidores”, explica.

Lujano apunta que la industria agroalimentaria y las empresas conexas pueden representar un polo importante de crecimiento. “Hay una gran capacidad para el desarrollo de nuevas presentaciones desde el punto de vista de empaques de productos alimenticios, etiquetas, desde el punto de vista gráfico, supermercados. Es decir, hay un gran potencial”.

Zona Industrial Aragua

Producción a oscuras

El presidente de CIEA apunta que la capacidad productiva de las empresas que aún se mantienen activas ha ido en incremento desde hace un par de años. “Ahora podemos decir que estamos aproximadamente en un 40% del uso de la capacidad productiva, lo cual quiere decir que hay todavía una posibilidad de crecer de un 60% o más”, indica.

El dirigente empresarial detalla que los agremiados a la cámara advirtieron que el inicio de 2024 fue “ligeramente” mejor que 2023 y que esperan que eso se refleje en una mayor capacidad productiva ocupada. Sin embargo, las fallas en el suministro energético representan un enorme obstáculo para el avance.

El gremio advierte que los cortes de electricidad hacen mella en el sector industrial, comercial y residencial. “Hemos pedido a Corpoelec que nos informe de su programación para poder adaptar los procesos productivos, de manera de no perder productos, pesos, etc. y poder paliar la situación”, dijo.

En promedio, según apunta Héctor Gómez Campero, los cortes energéticos se prolongan diariamente entre cuatro y seis horas, lo que dificulta a las empresas mantener la producción y al sector comercial mantenerse activo, obligando a la adquisición de plantas eléctricas en algunos casos y en el caso del sector industrial, adaptando turnos nocturnos para poder cumplir con la producción, lo que incrementa los costos.

“Consideramos que el factor eléctrico es determinante en este momento. No solamente para Aragua, sino para todo el país. Es un tema que realmente se debe tocar con mucha responsabilidad y mucho compromiso. Resolviendo el tema eléctrico, puedo decir que las empresas se pueden programar mejor, pueden ser más competitivas”, dijo.

ZEE en Aragua: crecimiento focalizado

El presidente de la CIEA, Freddy Lujano, indicó que la Zona Económica Especial en el área militar que fue decretada por el Ejecutivo nacional el 10 de agosto de 2023, es positiva “en el sentido de que mueve el desarrollo económico de la región, porque genera más empleo e intercambio comercial”, aunque no tendría incidencia directa en el sector empresarial privado.

Explicó que la ZEE está ubicada en un eje muy particular que está alrededor de las instalaciones de la Compañía Anónima Nacional de las Industrias Militares (Cavim) y que esto podría dinamizar a las empresas que fungen como proveedoras en áreas como uniformes y metalmecánica.

En ese sentido, el representante regional de Fedecámaras, Héctor Gómez Camperos, resalta que, para que exista impacto en el área industrial, la expectativa es que la ZEE sea ampliada a otras ciudades de la entidad y que se abarquen otras áreas de producción y sectores que aporten beneficios al Estado.

“Esto de alguna manera pudiese mejorar todo lo que es esta idea de las zonas económicas especiales que, si se maneja bien y se lleva a buen punto, pueden ser muy interesantes. Hasta ahora los avances han sido lentos”, apuntó.

Lea más contenido interesante y de actualidad:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *