Fenavi

Salario mínimo divide a sindicatos: Central bolivariana no garantiza aumento en marzo porque el Estado «no tiene recursos»

Por su parte, la CTV y otras centrales insisten en un aumento del salario mínimo a US$200 mensuales que «puede ser sostenible» durante 2024.

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, José Elías Torres, explicó que, después de una serie de reuniones, se logró un consenso entre la centrales ASI Venezuela, la Federación General de Trabajadores y la CTV para plantear un monto estimado de salario mínimo.

Asimismo, Torres destacó que de 12 indicadores han tenido disponibilidad de 8; entre ellos, índice de inflación, Producto Interno Bruto, el impacto de las sanciones en la economía, lo que ha permitido “poner un monto sobre la mesa”, una propuesta de incremento salarial.

“Nos faltan otros indicadores, el valor de la canasta alimentaria oficial y el presupuesto, pero con estos ocho podemos trabajar, y con base en estos indicadores, utilizando como referencia la canasta alimentaria del Cendas-FMV, aspiramos un salario de arranque que no sea inferior a los 200 dólares mensuales y esperamos que a partir de marzo se pueda aplicar, porque ya tenemos los indicadores de cierre del año 2023”, señaló.

El secretario general de la CTV, agregó que “los números nos dan que el salario mínimo que se apruebe ahora se puede sostener de una manera consensuada durante todo este año y se deben hacer las diligencias para controlar la inflación para que el aumento sea sostenible en el tiempo”.

El dirigente sindical anunció que el próximo miércoles 21 de febrero se realizará una plenaria de las centrales laborales para terminar de definir la metodología de fijación del salario, que contará con la participación de cinco miembros por cada organización que participó el Foro de Diálogo Social.

En esa reunión se debatirán los argumentos, con la finalidad de lograr el mayor consenso para establecer un monto a la mayor brevedad posible.

Central Bolivariana mete el freno

Por su parte, el coordinador general de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, Carlos López, destacó que el Foro de Diálogo Social, con el acompañamiento de la Organización Internacional del Trabajo, que se ha venido reuniendo desde hace año y medio, no tiene ninguna atribución de fijar el salario mínimo en Venezuela, sino de generar un mecanismo de consulta.

“La metodología es sencilla: a lo largo del año se van evaluando las principales variables económicas, se establecen parámetros de consulta y luego se presenta ante el Presidente de la República, puede ser en conjunto o de forma individual cada sector, pero la CTV se fue adelante y no es cierto que está garantizado ese aumento para marzo”, señaló López.

Recordó que desde la central oficialista han venido apoyando la política de recuperación para el Ingreso Mínimo Integral indexado, la cual debe conducir al fortalecimiento del salario.

Destacó que las sanciones afectan la economía y la flexibilización es “pírrica” y con la amenaza de que esta sean revocada.

“No es cierto que el sector público esta ahorita en capacidad de ofrecer un aumento considerable, la recuperación económica pasa una recuperación de los ingresos fiscales del Estado venezolano para llegar a un salario sustancial” aseguró.

Finalmente, el coordinador general de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, Carlos López, explicó que han propuesto nueve puntos que se han venido desarrollando.

Entre ellos, el fortalecimiento del ingreso mínimo vital indexado, la unificación de las convenciones colectivas del sector público, la cual plantea la posibilidad de que haya un ingreso focalizado en la parte más fuerte del componente salarial, como la educación básica, universitaria y salud.

Lea más contenido interesante y de actualidad:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *