Fenavi

undarroz mantiene vigente programa de mejoramiento agronómico de rotación arroz/soya

Minuta Agropecuaria | 02 Mayo 2024

El programa de mejoramiento agronómico de Fundarroz comienza entre los años 1999 y 2000, mediante un diagnóstico que se realizó para identificar cuáles eran las principales causas de los bajos rendimientos en el cultivo de arroz, a los cuales se les llamó brechas de rendimientos, este diagnóstico fue realizado por el consultor del Flar Edward Pulver, encontrando debilidades en los programas de transferencia de tecnología, y el problema de la raíz negra.

En el año 2003 con financiamiento parcial del Common Fund for Commodities (CFC) Fondo Común para los Productos Básicos, y la consultoria de Fondo Latinoamericano de Arroz de Riego (Flar) se inicia el proyecto de cierre de brechas de rendimientos en Rio Grande do Sul en Brasil (Irga) y en Venezuela (Fundarroz), que para la fecha eran las dos regiones que poseían las mejores infraestructuras tecnológicas en arroz bajo riego, la base de este proyecto era reducir la diferencia que existía entre el potencial de rendimiento de las variedades y lo que realmente estaban obteniendo los productores en campo.

El impacto del proyecto fue tan relevante que el Flar incorpora un programa propio de agronomía ya sin el apoyo del CFC, y varios países socios del Flar adoptan el proyecto de cierre de brechas de rendimientos.

En Fundarroz el programa de agronomia se mantiene vigente, a través de los proyectos de manejo agronómico de altos rendimentos, sistema de siembra en mínima labranza, y más recientemente el sistema de rotación arroz/soya, todos bajo un esquema de transferencia de tecnologíapara obtener buenos rendimientos las mejores fechas de siembra según datos climáticos históricos, se encuentran desde el 01 junio hasta el 15 de julio en Portuguesa y desde 15 de junio al 30 de julio en Calabozo, para la época de lluvias, y desde el 01 de noviembre al 15 de diciembre en Portuguesa, y desde el 15 de noviembre al 30 de diciembre en Calabozo, para la época seca o de verano. La densidad de siembra recomendada está entre 70 a 90 kg/ha de semilla para siembras en hileras, y  alrededor de 100 kg/ha en pre germinado, (en ambos casos se recomienda el tratamiento de semillas con insecticida químico), con esto logramos establecer una población ideal de 200 plantas/m2. El control de malezas debe ser temprano, antes de que las malezas tengan 3 hojas, siempre hacer un esquema de agotamientos (quemas en presiembra con glyfosato) para disminuir el banco de semillas de las malezas en el suelo. La fertilización debe hacerse lo más temprano posible, agregando el P; K; y Mg, antes, durante, o pocos días después de la siembra, mientras que el N debe aplicarse en etapa fenológica V3 (15 dias aprox. después de emergencia del arroz) en suelo seco y colocando entre el 75 al 100 % de la urea a aplicar durante todo el ciclo, y luego regar y mantener saturado, después de unos días ir manteniendo lámina de agua temprana, baja, y continúa hasta estar próximo a la cosecha.

En los últimos 2 años ha tenido mucha relevancia el proyecto de ”Sistemas de Rotacion Arroz/Soya” que lleva a cabo fundarroz con la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi) y el Flar, en la primera fase se identificaron productores colaboradores para establecer las parcelas demostrativas comerciales, luego se instalaron estaciones meteorológicas automatizadas en fincas de los productores seleccionados, posteriormente se contó con la visita del consultor del Flar para la rotación arroz/soya, y por último se establecieron las primeras siembras de soya sobre lotes arroceros, destacando zonas como Mata Oscura en Cojedes, Majaguas, y Esteller en Portuguesa. Estas primeras siembras se realizaron entre los meses de junio y septiembre del 2023, encontrando como principales desafíos a mejorar: el drenaje realizado, la plantabilidad o plantas logradas, y una efectiva inoculación, entre tanto los beneficios que hemos observados en la siembra de arroz de noviembre y diciembre, son la poca o casi nula preparación del terreno ya que en algunos casos se hizo siembra directa, y en otros solo se paso el Land Plane Brasileiro o multilaminas; otros de los beneficios es el control de malezas ya que en su mayoría el arroz ha salido solo con los preemergentes y se ha disminuido o eliminado malezas difíciles de controlar con glyfosato como la pate gallina. Resta esperar los resultados de rendimientos del arroz entre los meses de abril y mayo. También se han sembrado lotes de soya en este ciclo de verano (noviembre y diciembre) donde la plántula logro salir con la humedad del suelo resguardada por la soca o paja de arroz de invierno, y cuya necesidad hídrica está siendo suplida actualmente con riego, en algunos caso superficial y en otros por aspersión, esta es la ventaja del productor arrocero, que cuenta con el recurso y la experiencia de manejar el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *