Fenavi

Leonardo Aguilera: «La cunicultura es una actividad sustentable»

A sus 61 años de edad, el agro-técnico Leonardo Aguilera, ha dedicado gran parte de su vida a fortalecer el desarrollo de la cunicultura en el país, especialmente en la población de San Francisco de Asís, municipio Zamora, estado Aragua, donde lleva más de 20 años asesorando e impulsando esta alternativa proteica, producto que agarró valor en los tiempos de crisis.

Sus comienzos en esta especialidad productiva comienzan en los años 80, cuando decidió ser agro-técnico, y vio una oportunidad en la cría de conejo, que para aquellos años era subestimada por los grandes agroindustriales.

El impacto durante el inicio de sus 43 años de carrera fue sorprendente, aplicando todos sus conocimientos de la cunicultura, y aunado a eso su especialización de elaborar recetas gastronómicas con conejos, que por cierto, fueron reseñadas por diversos medios nacionales e incluso en nuestra casa editorial.

Pero para el año 2000, Aguilera vio la necesidad de apostar por la masificación de la producción de carne de conejo, efectuando esa práctica primero en las zonas rurales del municipio Santos Michelena, y dando un salto a San Francisco de Asís, municipio Zamora con el «Proyecto Cunícola».

«Anteriormente ya San Francisco tenía parte de la producción de conejo a través de un grupo, que funcionaba en la escuela Granja San Francisco de Asís, que daba formación en el área de la cunicultura», aclaró.

El cunicultor relató que inició este reto con 40 productores de la Gobernación del estado Aragua, a través del método de patios productivos, pero con el pasar de los años la demanda en el sector iba creciendo, al igual que el entusiasmo de la gente de conocer este proceso productivo.

«Posteriormente logramos conseguir otros recursos para ir incrementando este tipo de producción. Aumentaron a 80 los productores dentro de la localidad, y posteriormente se fueron sumando otros por iniciativa propia y con la asesoría gratuita que uno le da por la formación, ellos se fueron incluyendo en esta actividad», comentó.

Sobreviviendo al paro petrolero

Leonardo Aguilar tiene 43 años llevando la cunicultura a todo el país

El transitar de Aguilera y el Proyecto Cunícola iba viento en popa, teniendo un incremento extraordinario para el año 2001, pero como gran parte del sector productivo del país, la cunicultura tuvo en frenazo en su expansión, debido al paro petrolero y la crisis económica que se originó a finales de ese año.

«Pero esta sede sostuvo un enlace con una empresa de Santa Cruz, municipio Lamas, nos entregó alimentos vía camiones, que al poco tiempo, dicha empresa también incursionó en el camino de la cunicultura, produciendo alimentos multipropósito», resaltó.

El proyecto puesto en marcha por Aguilera, también entusiasmó a la agroindustria, que se atrevieron a producir alimentos de esta y otras especie de animales, sobreviviendo a la crisis del 2001-2002.

Todo lo ocurrido en la sede del Proyecto Cunícola en San Francisco de Asís que emprendió en primera instancia Aguilera, conllevó a que este pueblo se convirtiera en la primera población cunícola del país, mediante un decreto municipal emitido por la Alcaldía de Zamora durante la gestión de Stefano Mangione Calonico, tras elevar la producción a 15 mil kilos de carne de conejo, un aporte significativo para los sanfranciscano.

De hecho, el proyecto fue bien recibido por el gobernador de Aragua de aquella época, fortaleciendo aún más la producción de carne de conejo, que llegó a tener un considerable impacto en la población, alcanzando la cantidad de más de 400 cunicultores.

«Para el 2007 y 2008 se producía más de 50 mil kilos de carne de conejo. La Gobernación subsidiaba el conejo y lo ponía a precio solidario en los mercados. El otro 50% lo asumían los acopiadores que nacieron con nosotros, que tienen su sala de matanza en otros estados, como en Miranda, La Guaira y Carabobo, para llevar este producto a restaurante, hoteles, posadas, escuelas y comedores militares, ya que era muy   solicitado», aclaró.

Celebrando la cunicultura

Asimismo, Aguilera mencionó que los cunicultores celebran cada 3 de abril el Día Internacional del Conejo en San Francisco de Asís, debido a que los 23 de septiembre, no pueden festejar esta fecha en la jurisdicción por factores climáticos.

«Son días de lluvias para nosotros en esa época del año, y decidí celebrarlo acá en Venezuela en abril, que es una época que las precipitaciones aún no han comenzado», recalcó.

Durante ese día, el agro-técnico relató que se realizaba una gran feria de la cunicultura, efectuando exposiciones sobre la cría del conejo, venta de productos y demostraciones gastronómicas de 150 recetas culinarias con este producto proteico.

«Allí se demuestra todo el potencial cunícola. Preparamos a más de 400 personas en el área de la gastronomía en cunicultura. Desde empanadas de conejo, entre otros platillos. La otra fecha fue a raíz del 16 de agosto del 2002, cuando la alcaldía me reconoce a raíz de un estudio que hice con la Universidad Central de Venezuela y la Unerg, que arrojó una producción 15 mil kilos de carne, y celebramos el 4 de octubre otra feria gastronómica por el Día de San Francisco», puntualizó.

Formación y situación actual

En los siguientes años, el Proyecto Cunícola siguió manteniéndose, pero entre el 2015 y 2017, la crisis económica que atravesó el país comenzó a tambalear, teniendo que adaptarse a los tiempos difíciles.

Para el 2018, el ministro de Agricultura para aquel entonces, Freddy Bernal, otorgó la permisología de crear el Fundo Zamorano «José Rafael Revenga», en el eje Este de Aragua, donde se maneja un centro de cría de producción cunícola.

«Soy el asesor donde estoy impartiendo cursos, talleres, jornadas, charlas, todo lo referente al área cunícola, ya que el espacio cuenta con todas las instalaciones tanto sala educacional, como el centro de cría y el matadero», dijo.

Aguilera reconoció también la labor de Rosario Ríos, presidenta de la Red Nacional de Productores de los Fundos Zamoranos, la presidenta del Fundo Zamorano «José Rafael Revenga», Yelucy Montesinos, y varios integrantes de este grupo de productores, quienes fueron formados por el cunicultor sin tener ningún tipo de conocimiento en esta área.

Además, debido a la situación económica en el país, el 17 de abril del 2019, fue publicado en la Gaceta Oficial Nº 6.450 y decreto presidencial Nº 3.824, a la cría de especies animales cunícola como cría de guerra, en el marco del Estado de Excepción y de Emergencia Económica.

Pero durante la pandemia del Covid-19, la producción volvió a paralizarse por esta emergencia sanitaria y que en la adaptación de la nueva normalidad, también se comprobó una vez más como un producto cárnico sostenible, a pesar de que hay actualmente 120 productores de conejos en el Proyecto Cunícola.

«Demostramos que la cunicultura en tiempo de pandemia, es una actividad sustentable, ya que el conejo consume 160 plantas vegetales», agregó.

Finalizó destacando la versatilidad de la cunicultura, que se ha convertido también en un ingreso extra para muchas familias en el país, incentivando también al consumo de carne de conejo. «Pero la idea no es competir con otras propuestas cárnicas, sino en educar al venezolano a que deguste y conozca la carne de conejo y la aplique en la dieta, que de aplicarse en el régimen alimentario de una a dos veces por semana, la alimentación en la comunidad mejoraría», concretó.

LINO HIDALGO | elsiglo

CJL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *