Fenavi

Olvídate de los consejos tradicionales: 7 estrategias de ahorro de dinero poco comunes

Consejos para ahorrar dinero hay muchos. No obstante, algunos son más eficaces que otros. Y eso es lo que vamos a descubrir hoy.

¿Quieres ahorrar dinero pero sientes que los consejos tradicionales no te están dando los resultados deseados? Olvídalos. En esta nota, preparamos 7 estrategias de ahorro poco comunes que te ayudarán a maximizar tus metas financieras.

Ahorrar dinero suele traducirse en que tenemos que privarnos de la diversión, la comida, la ropa… Y de mil cosas más que se atraviesan por el camino. Esa es una de las razones por las que ahorrar tiene la mala fama de ser aburrida.

Ahora bien… Hay que ser sensato, muy sensato, del calibre de los grandes inversores. Los ganadores del mañana son aquellos que tienen la disciplina y el sacrificio suficiente como para ahorrar. Por lo tanto, puede que ahorrar sea una de las decisiones más importantes de tu vida.

La razón: ahorrar puede significar decirle adiós a las deudas, te puede preparar para el futuro y permitirte comenzar a alcanzar tus verdaderos sueños.

Pero atención, porque consejos para ahorrar dinero hay muchos. No obstante, algunos son más eficaces que otros. Y eso es lo que vamos a descubrir hoy.

Ahorrar dinero es posible para todos

De acuerdo con Forbes, hay siete trucos para ahorrar que nos invitan a actuar de forma diferente a como lo hemos hecho hasta ahora. Así que, sin más dilación, sigue leyendo para descubrir estas recomendaciones de ahorro:

1. Prueba un sistema de gastos en efectivo

Considera la posibilidad de utilizar un sistema de gastos en efectivo en lugar de comprar con tarjeta de crédito o débito.

Puedes incluso reservar reservas en efectivo para distintos gastos, como el alquiler, los servicios públicos, tus gastos de ocio, entre otros.

La ventaja que ofrece este método es que podrás ver tus gastos, ya que a veces puede resultar difícil saber lo que sale de tu cuenta cuando sólo pasas la tarjeta de débito cada vez que haces una compra. Si pagas en efectivo, puedes ver mejor cuánto tienes y cuánto retiras en cada transacción.

Además, no tienes que pagar comisiones por utilizarlo. Con el dinero en efectivo, no pagarás comisiones de cajero automático, de transferencia ni otras comisiones que conlleva el uso de ese tipo de productos financieros.

Asimismo, tienes más poder de negociación. A menudo es más fácil negociar las grandes compras con dinero en efectivo, sobre todo cuando se compra a un particular y no a una empresa. Con efectivo en la mano, tendrás más éxito negociando un precio más bajo de lo que te interesa.

2. Compra productos genéricos

Las compras de productos genéricos pueden ayudarte a no disparar tu presupuesto de compras y a conseguir más por el dinero que gastas.

Es un error común pensar que los productos genéricos son de peor calidad: muchos de ellos son exactamente iguales o ligeramente mejores.

3. No compre comida chatarra

La gran mayoría de las personas se sorprenden de la cantidad de cosas que compran y que realmente no necesitan.

Las compras impulsivas pueden hacer que su cuenta bancaria se quede sin dinero antes de que se dé cuenta, provocando que se quede con artículos inútiles en el estante que quizá nunca necesite.

Haz un repaso de tus hábitos de gasto y fíjate en las compras que realizas de forma impulsiva y que puedes eliminar en el futuro.

4. No cambie de teléfono tan frecuente

Aunque puede resultar tentador actualizar nuestro teléfono en cuanto sale un nuevo modelo, en realidad puede suponer un gasto enorme que no sirve para mucho más que para presumir.

Como es lógico, hay poca diferencia entre los nuevos teléfonos y el modelo anterior cuando se comparan uno al lado del otro.

Es posible que acabes gastando mucho dinero extra en una pantalla ligeramente más grande o unos cuantos megapíxeles más en la cámara sólo para descubrir que la funcionalidad del dispositivo es esencialmente la misma.

Para la mayoría de los casos, a menos que el teléfono tenga problemas operativos o mecánicos que afecten a su usabilidad, es mejor ahorrar y comprarlo más adelante.

5. Alquile artículos que sólo se usen una vez

Alquilar prendas de segunda mano en buen estado que sólo vas a utilizar una o dos veces puede ser una forma inteligente de ahorrar dinero sin renunciar a las cosas que necesitas.

Por ejemplo, en lugar de comprar un smoking o un vestido que sólo te pondrás una vez para un evento social, puedes alquilarlo en una de las muchas tiendas que han surgido para ofrecer ese servicio y devolverlo por un precio mucho más bajo que si lo hubieras comprado nuevo.

6. Siempre alimentos, no césped

La tendencia a sustituir el costoso césped por huertos que produzcan hortalizas es cada vez más popular. Gracias a Internet, es fácil obtener consejos sobre cómo hacer un huerto urbano con materiales baratos y relativamente fáciles de conseguir.

7. Compra ropa respetuosa con el medio ambiente

La compra de segunda mano es una forma estupenda de conseguir artículos de calidad con descuento y reducir el impacto ambiental de la llamada moda rápida.

Comprobarás que en el mercado hay empresas de restauración textil muy interesantes que también ofrecen servicios de «personal shopper».

Lea más contenido interesante y actual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *