Fenavi

Posibilidades de crédito y financiamiento en Venezuela

En el panorama actual de Venezuela, las posibilidades de crédito y financiamiento han experimentado cambios significativos. Asdrúbal Oliveros, economista y socio-director de Ecoanalítica, destaca la importancia de diferenciar entre el crédito bancario tradicional y las nuevas modalidades que permiten al usuario pagar por cuotas sin intereses.

Posibilidades de crédito y financiamiento en Venezuela
Posibilidades de crédito y financiamiento en Venezuela

Nuevas Modalidades de Financiamiento

Oliveros explica que los comercios deben tener mucho cuidado con estas nuevas modalidades, ya que dependiendo de cómo se diseñe el producto, puede entrar en regulaciones de la Sudeban. Un ejemplo de esto es la aplicación Cashe, que ofrece pago por cuotas sin intereses y está regulada por Sudeban.

Además, Oliveros advierte que si se publicitan estas modalidades con condiciones que no son las idóneas, el negocio puede estar sujeto a inspección y multa por parte de entes como la Sudeban. En este sentido, recuerda que, debido a la euforia de los comerciantes y sus ansias de vender, en ocasiones lanzan una propuesta de este tipo, pero si no está bien pensada puede convertirse en un “dolor de cabeza”.

El Crédito en la Experiencia del Venezolano

“Hay generaciones que no saben lo que es un crédito y su primera experiencia cercana es Cashea”, acota Oliveros. A pesar de esto, insiste en que la tasa de morosidad del venezolano es buena, es decir, es un buen pagador. Sin embargo, hace un llamado a los comercios a diseñar bien los productos de financiamiento, incluyendo un perfil de riesgo que tome en cuenta la morosidad, el fraude y las personas ficticias.

También te puede interesar: Reservas de oro de Venezuela acumulan más de 10 años en baja

Créditos Limitados y Nuevas Alternativas

Por su parte, Ginette González, señala que los créditos en Venezuela son limitados a pesar de los esfuerzos que se han hecho. Sin embargo, los comercios han desarrollado sus propios métodos, como Cashea.

González resalta que métodos como este no son realmente créditos porque no se cobran intereses, pero sí se paga por partes. “Los comercios también empezaron a sacar sus propios créditos… Hay analistas que se han preguntado ¿a qué nivel hemos llegado que tenemos que financiar hasta una entrada de cine?”, dice.

La periodista destaca que en diciembre se pudo ver con ropa y zapatos, que estas modalidades están en el microcomercio. Sin embargo, informa que se ha visto en equipamiento del hogar, cocina, muebles.

Finalmente, González recalca que, respecto a las ofertas, hay que fijarse, especialmente en productos de farmacia, ya que muchos no han cumplido la cadena de frío y tratando de ahorrarse algo terminan gastando más.

En conclusión, las posibilidades de crédito y financiamiento en Venezuela están evolucionando, con nuevas modalidades que ofrecen alternativas a los créditos bancarios tradicionales. Sin embargo, es crucial que tanto comerciantes como consumidores estén bien informados para evitar posibles complicaciones.

elsiglo con información de 800Noticias

LG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *