Fenavi

Protección de marcas ayuda a los productores

Emprendedores también pudieron intercambiar sus experiencias

Creadores de todo el país que participaron en el Primer Encuentro de Propiedad Intelectual para la Transformación del Comercio Nacional, que culminó el pasado viernes 3 de mayo en Caracas, resaltaron la importancia de aprender a proteger sus marcas con la finalidad de poder ofrecer de mejor manera sus productos, bienes o servicios, tanto en el país como en el exterior.

Grecia Monges, quien junto con otras cinco mujeres, forma parte de la marca Cardumen Moda, emprendimiento caraqueño ubicado en la parroquia Sucre y que nació en 2017, manifestó que es importante que desde los entes adscritos al Ministerio de Comercio se ofrezcan programas formativos con la finalidad de obtener herramientas que les permitan mejorar el posicionamiento de sus productos.

“Conocer cuál es esa permisología y conocer los parámetros, por ejemplo, en el tema etiquetado, el tema del cuidado que se debe tener a la hora de empaquetar, de embalar, que se debe cumplir una serie de normativas, no sólo aquí en Venezuela, sino ya normativas internacionales”, explicó Monges, quien dijo a Últimas Noticias que aún está en trámite el registro de su marca.

Marcas colectivas

Otra de las asistentes, la cultora Cristina Villarroel, refirió que es importante también proteger las marcas colectivas, como la que ella y un grupo de trabajadores de la cultura agrupados en una asociación están solicitando ante el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (Sapi).

“Al uno realizar o estar aquí en este evento, estamos aprendiendo que debemos darles protección a nuestras piezas, a nuestra creatividad y me parece bastante importante que nos hayan invitado, que nos hayan involucrado”, acotó la experta en orfebrería y marroquinería, quien hace muchas piezas junto con su esposo.

Ella, aunque oriunda de Caracas, fue una de las expositoras de uno de los 35 stands dispuestos para el evento, el cual lo compartió con cultores de Yare y Altos Mirandinos (Miranda) y representantes del pueblo indígena wayúu (Zulia).

Establecer alianzas

El evento realizado en la capital venezolana permitió a muchos productores e innovadores establecer distintas conexiones.

“De verdad, la organización ha sido pulcra. Todo ha estado perfecto y, además, divino poder conocer a otros emprendedores de Venezuela”, dijo María Teresa Castillo, quien, junto con su esposo, son los creadores de la marca de vinos Babaro.

Este es un emprendimiento que nació en 2019 con la idea de que fuera “tipo familiar” y que, al pasar los años y muchos retos (entre ellos la pandemia), ya sólo esperan el permiso final para proteger su marca y que sea sólo de ellos.

“Venezuela todavía tiene mucho que prestarnos y es bueno conocer cada parte de ello. Cada localidad tiene un punto específico y muchas cosas que todavía no sabemos”, dijo Castillo. También elogió las cualidades de la mora, producto base de su vino que, debido a las condiciones de la fertilidad de la tierra, es diferente al que se produce en Mérida.

La cita, además, sirvió para diseñar una estrategia de propiedad intelectual, con las propuestas y recomendaciones del sector privado y público del país, para estimular la innovación y creatividad en la nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *