Fenavi

Signos de un planeta enfermo: la Tierra batió su récord mundial de calor en 2023

Y es probable que, siguiendo la trayectoria actual, dentro de unos años el récord de calor de 2023 se recuerde como un año frío.

Según un informe citado por AP News elaborado por la agencia climática europea, la Tierra ha alcanzado un nuevo récord mundial de calor en el año 2023, lo que marca un hito preocupante en el avance del calentamiento global.

Los datos recopilados indican que el planeta se acerca peligrosamente al límite de calentamiento establecido por el Acuerdo de París, lo que plantea serias implicaciones para el medio ambiente, la biodiversidad y la vida humana en general.

Signos de un planeta enfermo

Copernicus, la agencia climática europea, declaró que el año transcurrido estuvo 1,48 grados Celsius (2,66 grados Fahrenheit) por encima de la época preindustrial.

Esa cifra está apenas por debajo del límite de 1,5 grados Celsius que el mundo esperaba mantener en el acuerdo climático de París de 2015 para evitar los efectos más graves del calentamiento.

Signos de un planeta enfermo: la Tierra batió su récord mundial de calor en 2023

Temperatura global del aire en la superficie del planeta.

Y enero de 2024 está llamado a ser tan cálido que, por primera vez, un periodo de 12 meses superará el umbral de 1,5 grados, según la subdirectora de Copernicus, Samantha Burgess.

Lo crudo de esto es que los científicos han afirmado en repetidas ocasiones que nuestro planeta necesitaría una media de 1,5 grados de calentamiento a lo largo de dos o tres décadas para que se diera un incumplimiento técnico del umbral.

El objetivo de 1,5 grados «tiene que (mantenerse) vivo porque hay vidas en peligro y hay que tomar decisiones», dijo Burgess. «Y estas decisiones no nos afectan a usted y a mí, sino a nuestros hijos y a nuestros nietos».

El calor récord del planeta hizo la vida miserable y a veces mortal en Europa, Norteamérica, China y muchos otros lugares el año pasado.

Pero los científicos afirman que el calentamiento del clima también es responsable de fenómenos meteorológicos más extremos, como la prolongada sequía que asoló la región del Cuerno de África, las lluvias torrenciales que destruyeron presas y mataron a miles de personas en Libia y los incendios forestales de Canadá que contaminaron el aire desde Norteamérica hasta Europa.

Signos de un planeta enfermo: la Tierra batió su récord mundial de calor en 2023

Los incendios forestales de Canadá que contaminaron el aire desde Norteamérica hasta Europa. Foto cortesía de Reuters.

En otro encuentro con la prensa celebrado el martes, los científicos internacionales del clima que calculan el papel del calentamiento global en el clima extremo, la líder del grupo, la científica del clima del Imperial College Friederike Otto, dijo que «definitivamente vemos en nuestro análisis el fuerte impacto de que haya sido el año más caluroso».

El equipo de World Weather Attribution sólo tiene en cuenta los fenómenos que afectan al menos a un millón de personas o matan a más de 100 personas. No obstante, Otto dijo que su equipo se vio desbordado con más de 160 de ellos en 2023, y sólo pudo realizar 14 estudios, muchos de ellos sobre olas de calor mortales.

«Básicamente, todas las olas de calor que se producen hoy en día en el planeta son más probables y más calurosas debido al cambio climático inducido por la actividad humana», afirmó.

De acuerdo con la National Oceanic and Atmospheric Administration (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica), el año pasado se produjeron en Estados Unidos 28 desastres meteorológicos que causaron daños por valor de al menos 1.000 millones de dólares, superando así el récord de 22 ocurrido en 2020.

El número de estos costosos desastres se ha disparado, con una media de sólo tres al año en la década de 1980 y poco menos de seis al año en la década de 1990.

Entre las catástrofes que costaron miles de millones de dólares en Estados Unidos el año pasado figuran una sequía, cuatro inundaciones, 19 tormentas graves, dos huracanes, un incendio forestal y una tormenta invernal. Según la NOAA, todos ellos causaron el fallecimiento de 492 personas y causaron daños por valor de casi 93.000 millones de dólares.

Además, el hielo marino de la Antártida alcanzó niveles mínimos históricos en 2023 y batió ocho récords mensuales de hielo marino bajo, informó Copernicus.

Signos de un planeta enfermo: la Tierra batió su récord mundial de calor en 2023

Los esquiadores pasan sobre una pequeña capa de nieve artificial en medio de temperaturas invernales más cálidas de lo habitual en los Alpes en Leysin, Suiza, 4 de enero de 2023. Foto cortesía de Reuters.

Copernicus calculó que la temperatura media global del planeta para 2023 fue aproximadamente una sexta parte de un grado Celsius (0,3 grados Fahrenheit) más cálida que el antiguo récord establecido en 2016.

La temperatura media del planeta

Aunque parece una cantidad pequeña en el registro mundial, es un margen excepcionalmente grande para el nuevo récord, dijo Burgess.

La temperatura media del planeta en 2023 fue de 14,98 grados Celsius (58,96 grados Fahrenheit), calculó Copernicus.

«Se batieron récords durante siete meses. Tuvimos los meses más cálidos de junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre», dijo Burgess. «No fue sólo una estación o un mes excepcional. Fue excepcional durante más de la mitad del año».

El principal responsable

Hay varios factores que hicieron de 2023 el año más cálido registrado, pero el principal fue, con mucho, la cantidad cada vez mayor de gases de efecto invernadero en la atmósfera que atrapan el calor, explicó Burgess. Estos gases proceden de la combustión de carbón, petróleo y gas natural.

Otros factores son El Niño -un calentamiento temporal del Pacífico central que altera el clima en todo el mundo-, otras oscilaciones naturales en los océanos Ártico, meridional e Índico, el aumento de la actividad solar y la entrada en erupción en 2022 de un volcán submarino que envió vapor de agua a la atmósfera, explicó Burgess.

Para Malte Meinshausen, científico del clima de la Universidad de Melbourne, alrededor de 1,3 grados Celsius del calentamiento proceden de los gases de efecto invernadero, otros 0,1 grados Celsius de El Niño y el resto de causas menores.

Los registros de Copernicus sólo se remontan a 1940 y se basan en una combinación de observaciones y modelos de previsión.

Otros grupos, como la National Oceanic and Atmospheric Administration de Estados Unidos y la NASA, la United Kingdom’s Meteorological Office y Berkeley Earth se remontan a mediados del siglo XIX y anunciarán el viernes sus cálculos para 2023, con expectativas de batir récords.

La Agencia Meteorológica de Japón, que utiliza técnicas similares a las de Copérnico y se remonta a 1948, calculó a finales del mes pasado que fue el año más cálido del planeta, con 1,47 grados Celsius (2,64 grados Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales.

El registro mundial de datos de la Universidad de Alabama Huntsville, que utiliza mediciones por satélite en lugar de datos terrestres y se remonta a 1979, también determinó la semana pasada que fue el año más caluroso registrado del planeta, pero no por tanta diferencia.

«Nunca tuvimos que hacer frente a un clima tan cálido»

Aunque las observaciones reales sólo datan de hace menos de dos siglos, varios científicos afirman que los anillos de los árboles y los núcleos de hielo sugieren que éste es el año más cálido que ha vivido el planeta en más de 100.000 años.

«Básicamente significa que nuestras ciudades, nuestras carreteras, nuestros monumentos, nuestras granjas, en la práctica todas las actividades humanas nunca tuvieron que hacer frente a un clima tan cálido», dijo Carlo Buontempo, Director de Copernicus, en una conferencia de prensa el martes.

«Simplemente no había ciudades, ni libros, ni agricultura, ni animales domesticados en este planeta la última vez que la temperatura fue tan alta».

Por primera vez, Copérnico registró un día en el que el mundo registró una media de al menos 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit) más que en la época preindustrial. Ocurrió dos veces y por poco un tercer día cerca de Navidad, dijo Burgess.

Y añadió que, por primera vez, todos los días del año fueron al menos un grado Celsius (1,8 grados Fahrenheit) más cálidos que en la época preindustrial. Durante casi la mitad del año, 173 días, el mundo fue 1,5 grados más cálido que a mediados del siglo XIX.

2023 pronto podría ser recordado como un año frío

Meinshausen, el científico australiano especializado en el clima, dijo que es natural que el público se pregunte si se ha perdido el objetivo de los 1,5 grados. Y añadió que es importante que la gente siga intentando frenar el calentamiento en el planeta.

«No suprimimos un límite de velocidad porque alguien lo haya sobrepasado», dijo. «Redoblamos nuestros esfuerzos para pisar el freno».

Pero Buontempo dijo que sólo va a hacer más calor: «Siguiendo la trayectoria actual dentro de unos años, el récord de calor de 2023 será probablemente recordado como un año frío».

Lea más contenido interesante y actual:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *