Fenavi

ZEE de La Guaira: la promesa que comienza a ser realidad

La Autoridad Única de la ZEE de La Guaira, Marcos Meléndez, explicó en exclusiva los avances de un sueño de desarrollo de alcance nacional.

No es casualidad que el presidente Nicolás Maduro haya pensado en el estado La Guaira para considerarlo como una de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) del país, en el desarrollo de su política de dejar atrás la dependencia petrolera. Teniendo el principal aeropuerto nacional, el segundo puerto en importancia y con las enormes potencialidades de la entidad costera, cumple con varios requisitos para hermanarse con la ciudad china de Shenzhen.

De ello está seguro el profesor Marcos Meléndez, Autoridad Única de la ZEE de La Guaira, quien acaba de regresar junto a una comitiva multidisciplinaria de una visita de trabajo a Shenzhen, donde conoció a profundidad la experiencia de esta exitosa Zona Económica Especial y celebró la firma de importantes acuerdos con empresas públicas y privadas chinas.

La ZEE de La Guaira es el resultado de una política de Estado a escala nacional, que busca dejar atrás el rentismo petrolero y procura el desarrollo sustentable. Foto ZEE La Guaira

En exclusiva para UN, Meléndez comentó la maravilla del milagro de Shenzhen, una ciudad que hace 45 años era un pueblo de pescadores de 30 mil habitantes y hoy tiene el mayor PIB per cápita de las grandes urbes chinas, convirtiéndose en su principal ciudad desarrolladora de tecnología y la segunda ciudad mundial en registro de patentes.

La Autoridad Única de la ZEE de La Guaira, sostiene que las renovadas relaciones entre China y Venezuela, comprenden “una política de Estado, que pretende armonizar dos gobiernos de economías emergentes, que en su diversidad, se están unificando. China tiene una política de Estado de explorar nuevos mercados y Venezuela, como Estado, tiene una posición geoestratégica dentro de América Latina, con una salida al Mar Caribe y el Atlántico”, comentó.

En ese sentido, Meléndez aportó que el hermanamiento entre La Guaira y Shenzhen, es una consecuencia de esas “políticas de Estado, entre la República Popular China (RPCh) y la República Bolivariana de Venezuela dirigidas por el presidente Xi Jinping y Nicolás Maduro. Ellos hacen una Alianza a Toda Prueba y a Todo Tiempo, un nivel de relaciones que China tiene sólo con cuatro países en el mundo”.

ZEE La Guaira: un modelo propio

El hermanamiento entre La Guaira y Shenzhen no debe confundirse con una copia al calco del modelo de crecimiento de la ciudad china. Meléndez, como máxima autoridad regional para la ZEE, tiene claro que no se deben generar falsas expectativas. “Cuando uno llega a Shenzhen, uno puede llegar a confundirse al ver los rascacielos y pensar si eso es lo que pretende La Guaira. No, lo que pretende La Guaira con un hermanamiento con Shenzhen es ver cómo logró desarrollar China un punto de inflexión y un punto estratégico limitado para una política económica específica”, asegura.

Al comparar la situación de las dos ciudades hermanadas, Meléndez sostiene que a pesar de las similitudes, por ser ambas localidades costeras y pesqueras, existen profundas diferencias a la hora de crear una ZEE en la entidad costera venezolana.

“Hace apenas 40 años Shenzhen era una comunidad de pesca con un gran territorio que presentaba un lienzo en blanco sobre el cual China le abrió las puertas a empresarios y capitales de Hong Kong que se ampliaron hacia la ciudad, desarrollaron un megapuerto (hoy son dos) que tiene capacidad de movilidad de 17 millones de contenedores”, comentó sobre la ciudad china.

A cambio, comparó que La Guaira tiene una gran capacidad de desarrollo con el segundo puerto en importancia del país y un territorio apropiado para el desarrollo de industrias de tecnología e industrias livianas.

“El reto es que Shenzhen se construyó sobre un terreno plano y sin gente. Nosotros, en La Guaira, tenemos que construirlo con la gente adentro, con gente que opina, con gente que vive, con gente que piensa, con gente que tiene aspiraciones, sueños y ese es un reto, porque no somos igual que Shenzhen en ese sentido”, reflexionó.

Tres grandes áreas de inversión

Las autoridades regionales han previsto que el estado La Guaira ofrezca a los potenciales inversores extranjeros y locales, tres diferentes áreas de inversión, diferenciadas por sus potencialidades y características especiales para distintos tipos de negocio.

Marcos Meléndez enumera las áreas de inversión, que son los ejes de Producción Agroalimentaria Primaria; el eje de Producción Tecnológica, Logística e Industrial y el Eje Turístico e Inmobiliario.

El estado La Guaira ha sido dividido en tres grandes ejes de inversión de cara a la construcción de la ZEE. Foto Archivo

En el primer caso, Meléndez explica que comprende las áreas de Carayaca y El Junko, “un área que tiene 10 mil hectáreas disponibles para la siembra de café y de cacao que son a largo plazo, lo que nos va a permitir un desarrollo armónico”, que irá de la mano con el respeto al medio ambiente y a las zonas protegidas de esas localidades.

El eje central, o de Producción Tecnológica, Logística e Industrial, comprende las parroquias Catia La Mar, Urimare, Carlos Soublette, Maiquetía y La Guaira, donde están los servicios del puerto y el aeropuerto. “En el espacio confinado entre el puerto y el aeropuerto tenemos varias edificaciones y varios terrenos donde se pueden desarrollar industrias livianas e industrias de tecnología”.

Por último, está el eje Turístico e Inmobiliario, que desarrollará nueva infraestructura hotelera, viviendas de verano y reposo en las parroquias de Macuto, Caraballeda, Naiguatá y Caruao. La visión de este eje es crear un sistema inmobiliario ecosustentable, que integre el turismo deportivo, la recreación y el esparcimiento.

El recorrido ya comenzó

Como resultado de la visita de trabajo realizada por la delegación de La Guaira a Shenzhen, encabezada por el gobernador de la entidad José Alejandro Terán y la Autoridad Única de la ZEE de La Guaira, Marcos Meléndez, se suscribieron diez acuerdos o cartas de intención.

Meléndez adelantó que el próximo mes de agosto contaremos con la presencia del alcalde de Shenzhen Qin Weizhong, quien arribará al país en visita oficial acompañado por un nutrido grupo de empresarios chinos interesados en conocer la factibilidad de sus potenciales inversiones.

La ZEE de La Guaira despunta como una región que desarrollará armoniosamente la actividad portuaria y aeroportuaria, el turismo, la agricultura y las industrias livianas, teniendo como centro la formación y el empleo digno. Foto Archivo

“La ZEE de La Guaira tiene nueve meses de creada y en ese tiempo tenemos dos hoteles en desarrollo, que son el Hotel Bahía Sunset y el Hotel CamuriMar, tenemos en proceso la instalación de una planta de refinamiento de aceite comestible y tenemos edificaciones con diseño y arquitectura para adecuarlas y ofrecerlas a empresarios internacionales”, comentó el funcionario sobre los primeros alcances de la iniciativa.

Adicionalmente, explicó Meléndez que ya existe un plan de desarrollo de La Guaira diseñado por el gobernador Terán cuando fue candidato, y que tiene un alcance de unos 30 años. “En torno a ese plan de desarrollo la ZEE es una consecuencia. Quizá ese sea el secreto del éxito del avance de la ZEE, porque no es un proyecto aislado, sino que forma parte de un proyecto nacional que lleva a cabo el presidente Nicolás Maduro, que se conecta con un plan de desarrollo regional”, explicó.

Meléndez visualiza que tras las elecciones del 28 de julio, “una vez sea ratificado el presidente Nicolás Maduro, los siguientes pasos serán la inauguración de los dos hoteles que están en proceso, la inauguración de la primera etapa del Conteiner Mall… y nosotros aspiramos en cinco años tener el Centro Tecnológico de La Guaira, que será un centro de industrias livianas, que generará empleo y que pueda forzar las líneas de investigación de nuestras universidades hacia el desarrollo pleno de La Guaira”.

La Autoridad Única de la ZEE de La Guaira asegura que la sostenibilidad de esta hoja de ruta sólo es posible en el marco de un plan de gobierno que únicamente ha aportado la Revolución Bolivariana. “No hay otra alternativa que nos haya presentado un plan de desarrollo… quien presentó un Plan de Desarrollo en 2007, que fue el Plan Simón Bolívar, fue el gobierno de (Hugo) Chávez, y luego el Plan de la Patria, ideado por Chávez y continuado por Nicolás Maduro”, sostuvo.

Meléndez finalizó sus reflexiones indicando que el mundo está experimentando un reacomodo de las fuerzas políticas y económicas, y en ese complejo escenario, “Venezuela es la joya de la corona. Quienes quieren tumbar al presidente Nicolás Maduro, quieren ponerle la mano a los recursos energéticos de Venezuela en torno a los próximos 100 años de desarrollo… acá no estamos defendiendo solamente a un presidente, sino que él encarna la defensa de la integridad territorial y los recursos energéticos de Venezuela”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *