Fenavi

Productores de palma buscan reducir importaciones con producción nacional

Fepalven prevé aumentar niveles de producción por encima del 30% de las grasas en Venezuela

La Federación de Palmicultores de Venezuela (Fepalven) esperan reducir las importaciones de aceite con producción nacional. Señalan que unificando el sector primario, en la reciente creada Federación, se podrían producir 100.000 hectáreas sembradas en todo el país, que producen el 30% de los aceites, grasas y cosméticos que se consumen.

De acuerdo a nota informativa de Fepalven, los municipios Colón, Catatumbo y Jesús María Semprúm, en el estado Zulia, son las zonas pioneras en las plantaciones del rubro aceitero en el occidente venezolano. Solamente ellos representan el 72% de la producción nacional, que producen 10 toneladas por cada diez mil metros cuadrados, basadas en ese 30% de todos los aceites y grasas que tienen la etiqueta venezolana.

“Buscamos aumentar ese número productivo con la federación, que ya marcha para la ejecución de planes estratégicos ante una actividad económica poco remunerada; que tenía atrasos en los pagos y que los niveles de importación afectaban directamente en lo nacional por el impedimento de llevar el fruto hasta las puertas de las plantas extractoras.

Por eso nacimos”, expuso Luis Urbina, presidente de la Federación de Palmicultores de Venezuela (Fepalven).

Urbina, quien defiende la premisa de ir de la mano con las políticas nacionales, confía en la palma africana como sector económico a largo plazo con poca inversión.

“Los precios se mantienen con los valores de las bolsas de valores internacionales”, indicó que en Venezuela, “cada productor primario de la palma debe ganar un 17% del precio que va ajustándose, según Indonesia y Malasia, países que fijan el precio de la actividad”, acotó.

Luis Urbina considera que existe un 70% de productos importados con respecto al área de oleaginosas en Venezuela. “Este 2024 debemos aumentar la cifra de productos nacionales de la mano con el Estado. Esas políticas que nos ayudarán a elevar ese 30% y que más estados se unan a la siembra de la palma. Ya ganaderos, entre otros productores, han visto el auge que ha tenido la palma aceitera”, indicó.

Señaló que, a principios de 2023, hubo una incidencia negativa para los trabajadores primarios del rubro aceitero. “La importación superó el 70% y obligó a los dueños de fincas a dialogar con las extractoras, refinadoras y Gobierno nacional. Todo terminó en un perfecto acuerdo”.

Informó que “hay 4.000 nuevas hectáreas para viveros. Por eso hay que apostar a lo nacional”. Agregó que los estados Zulia, Táchira, Yaracuy, Monagas, Trujillo, Mérida, Barinas y Portuguesa están listas para elevar la cifra de lo hecho en Venezuela”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *