Fenavi

Alerta ambiental: aumentan las emisiones de incendios forestales en Venezuela, Brasil y Bolivia

Las regiones más afectadas fueron el noreste de Venezuela, Bolivia, el estado de Roraima en Brasil y Colombia.

El cambio climático viene tocando la puerta de entrada desde hace varios años y cada vez lo hace con más fuerza. Muestra de ello son los últimos datos satelitales de Copernicus, que muestran un claro aumento en las emisiones de incendios forestales de tres países de Sudamérica: Venezuela, Brasil y Bolivia.

Las emisiones de CO2 son uno de los principales gases de efecto invernadero que contribuyen al aceleramiento del cambio climático.

Pues bien, los datos satelitales de Copernicus Atmospheric Monitoring Center (CAMS), que siguen de cerca la temporada de incendios de las regiones tropicales del continente, revelaron que los incendios forestales registrados en febrero en Brasil, Venezuela y Bolivia generaron las mayores emisiones de carbono en dichos países en dos décadas.

Cambio climático: la mayor amenaza

Según el programa, los incendios forestales se han observado sobre todo en el estado brasileño de Roraima, lo que ha dado lugar a las emisiones de carbono más altas registradas en febrero desde al menos 2003, y no sólo en Roraima sino en todo Brasil.

Pero Copernicus señala que otros países sudamericanos, como Venezuela y Bolivia, también registraron en el mismo periodo las mayores emisiones desde 2003.

Gracias a los datos del Global Fire Assimilation System (GFAS) de CAMS, se pudo comprobar que en la segunda quincena de febrero se detectó un aumento significativo del número de incendios, de la intensidad y de las emisiones estimadas en toda la zona tropical de Sudamérica.

Las regiones más afectadas fueron el noreste de Venezuela, Bolivia, el estado de Roraima en Brasil y Colombia.

Las emisiones estimadas de carbono procedentes de incendios en Brasil y Venezuela durante febrero (hasta el 27 de febrero) fueron las más altas para el mes en el conjunto de datos del GFAS —que abarca el periodo desde 2003 hasta la actualidad— con 4,1 y 5,2 megatoneladas de carbono, respectivamente.

También se han estimado emisiones récord de carbono en Bolivia, con 0,3 megatoneladas de carbono.

Cabe señalar que la temporada alta de incendios forestales en Bolivia y la región amazónica en su conjunto suele ser en septiembre y octubre.

Sequía en Sudamérica

Mark Parrington, científico principal de CAMS, comenta: «Muchas partes de Sudamérica han estado experimentando condiciones de sequía que han contribuido a aumentar el riesgo de incendios y han dado lugar a los incendios observados».

«Nuestras previsiones de composición atmosférica también muestran que el transporte de humo está cubriendo una amplia zona de la región y provocando un aumento de la contaminación atmosférica en las zonas pobladas» agregó.

«Hemos estado monitoreando un aumento en el número de incendios, y sus emisiones asociadas durante el pico de la temporada de incendios para las regiones tropicales de América del Sur, y también más al sur en Bolivia, además de los incendios ampliamente reportados en Chile y Argentina a principios de febrero».

CAMS proporciona información actualizada sobre la localización, intensidad y emisiones estimadas de los incendios forestales en todo el mundo, incluyendo el seguimiento de su transporte de humo y los impactos en la composición atmosférica.

Los datos de CAMS son de libre acceso y pueden servir de ayuda vital en los procesos de toma de decisiones tanto para los ciudadanos como para las empresas y las partes interesadas de los sectores relacionados.

Copernicus, por su parte, es el componente de observación de la Tierra del programa espacial de la Unión Europea, ejecutado con financiación de la UE, que opera seis servicios temáticos: Atmósfera, Mar, Tierra, Cambio Climático, Seguridad y Emergencias.

Lea más contenido interesante y actual:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *